A lo largo del último año hasta el 40% de las familias en el país, ha tenido que recurrir a un préstamo extraordinario para hacer frente a sus gastos diarios u obligaciones adquiridas previamente.

Adicional a esto se ha incrementado hasta en un 67% las disposiciones de la cuenta de ahorro para el retiro descuerdo con la Consar, lo que evidencia que los mexicanos están pasando por una de las peores condiciones de reducción de ingresos y de acceso a bienes básicos de consumo.

Fernando Tapia, Director de la escuela de negocios del Tec de Monterrey campus Toluca explicó que la situación es complicada, toda vez que el recurso está siendo utilizado para el gasto corriente, es decir alimentación, el pago de una renta o hipoteca y no en inversión o productividad.

Indicó que el crédito en sí mismo no es malo, siempre y cuando sea aplicado con el fin de obtener un retorno.

Durante los últimos días City Banamex también dio a conocer que este año se tiene el índice de morosidad más alto de los últimos 12 años en el pago de créditos, por lo cual se hace urgente el mejorar las condiciones de ingreso de la población, así como la generación de empleo.

Aseguro que en muchos de los casos, las familias están adquiriendo un segundo y hasta tercer crédito, lo que pone en serias dificultades su vida económica futura.