Tanto en como en el resto del mundo, una de las mejores alternativas que existen hoy en día para hacer frente a la inflación es invertir en bienes raíces. Pero, dentro de la perspectiva nacional, sabes ¿cuáles son las ciudades con más potencial para el Real Estate?

Ciudades con potencial

Durante la reciente emisión del programa Inversiones Inmobiliarias, Agustín Levy, CEO de Levy Holding, señaló que además de las grandes ciudades de México, las zonas de playa como Riviera Maya y Riviera Nayarit se posicionan dentro del panorama nacional como los sitios más atractivos para invertir en bienes raíces.

Específicamente, las cinco ciudades con mayor potencial para el Real Estate son Guadalajara, Monterrey, Tulum, Playa del Carmen y Puerto Vallarta.

“A partir de criterios como la relación entre venta y construcción, podemos identificar en qué sitios se está vendiendo más rápido en relación con lo que se está construyendo. Y dentro de esta visión, tenemos a estas cinco ciudades que nos arrojan buena información”, indicó el especialista.

Con respecto a Guadalajara y Monterrey, dijo, son ciudades muy atractivas para la inversión al ofrecer dinámicas muy estables. Dijo que, si bien la rentabilidad ronda entre 4 y 9%, las plusvalías pueden alcanzar hasta el 16%, pues son plazas muy estables, con desarrollo inmobiliario muy bueno.

“Estas ciudades ofrecen números posiblemente menos rentables en relación con los lugares de playa, pero más constantes. Son industrias en las que un inversionista puede encontrar una rentabilidad sobre la unidad que comprende de entre 4 a 9% en esquemas de Airbnb y plusvalías de 12 hasta 16%; en promedio en Guadalajara de entre 15 y 16% anual, y en Monterrey de 14 y 15% anual. Son mercados muy estables e interesantes”.

Destinos turísticos los de mayor atractivo

Por su parte, la actividad turística en Tulum, Playa del Carmen y Puerto Vallarta, incrementa el atractivo de invertir en bienes raíces para atender la demanda por espacios vacacionales. En el caso de Puerto Vallarta, el potencial se extiende a toda la Riviera Nayarit.

“Estas ciudades muestran plusvalías más altas, pero, sobre todo, se observan cape rate más altos, que se rentan en esquemas turísticos y pueden entregar desde 9 hasta 15%, que para ser una propiedad es muy bueno; a esto hay que sumarle la plusvalía”, resaltó Agustín Levy.

Los destinos de playa presentan un gran panorama hacia el futuro. Y es que, México tiene por delante una gran etapa en materia turística dadas las condiciones que ofrece el país.

Además, están los proyectos como el Nuevo Aeropuerto de Tulum y el Tren Maya que sumarán un plus al escenario positivo de la Riviera Maya al ser inversiones que van a venir a impulsar todavía más el crecimiento de la región. Levy destacó también que los ciudadanos europeos y los estadounidenses ven con mayor interés comprar una propiedad en esta región.

“Creemos que para México viene una época dorada en el sector turístico y, por lo tanto, en la vivienda turística, ya que cuenta con todas las particularidades que un país necesita para esto. Un factor importante son el clima y las facilidades en temas de comunicaciones”.

Cabe destacar que Europa y cada vez empiezan a voltear más a México para tener una vivienda en este lado del mundo, porque el costo de vida llega a ser cuatro veces más accesible de lo que pagarían en sus países de origen, y esto los pone en una posición de ver a esta región para habitar por periodos o quedarse definitivamente.

Venture capital en LATAM

También participó en el programa de Neximo, Cristóbal Perdomo, cofundador de Wollef, quien habló sobre el venture capital y los retos que tiene por delante. Mencionó que si bien ha existido una evolución en torno al tema, aún hay trabajo por realizar.

Y es que, dijo el experto,  en comparación con mercados como Estados Unidos, aún está atrasada 30 años en temas de venture capital. “Latinoamérica está 30 años atrás de Estados Unidos en el camino de ver a esto como un activo interesante, donde la gente lo tiene dentro de su cabeza como algo que debe tener”, finalizó.