La contracción en el gasto público destinado a las obras de infraestructura determinará el descenso.

De acuerdo con el informe Situación Inmobiliaria de BBVA, correspondiente al primer semestre de 2024, la en tendrá una contracción de -5.4% durante el año en curso.

Se explicó que dicho comportamiento estará determinado por una fuerte contracción de la obra civil a un ritmo previsto del -43.6% y marginalmente compensado por la edificación que se pronostica crezca a un ritmo anual de 4.9 por ciento.

En conferencia de prensa, Carlos Serrano, economista jefe para México de la institución, recordó que el de la creció 15.6% en 2023, rompiendo todos los parámetros de su ciclo. Indicó que la tasa de crecimiento del PIB del sector superó 4.8 veces al PIB total durante 2023.

Dicho desempeño solo ha sido superado en 1996 cuando repuntó 18.6%, periodo en que el sector se recuperaba de la crisis de 1995.

Mencionó Serrano que, “el extraordinario avance de la obra civil se explica por las grandes obras de infraestructura energética y de transporte de la administración pública federal”.

Agregó que “en 2023 el presupuesto federal para obras públicas fue de 852 mil millones de pesos, 19.3% más que en 2022. Sin embargo, para 2024 esta cifra cae 28.9% en términos reales; por lo que se espera una fuerte contracción de este subsector y por lo tanto del sector en su conjunto. La expectativa de una mayor actividad en edificación, debido a más construcciones comerciales y de la parte residencial, no podrán compensar la contracción de las obras de infraestructura”.

El economista expresó que el PIB de la construcción llegó a su máximo histórico en 1.7 billones de pesos, cifra no vista desde 1993, que fue el primer año que se tiene registro.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí