Diversos productos agroalimentarios se han encarecido de manera importante en el último mes, y si bien la sequía en la primera parte del año fue un factor que influyó, otro elemento clave ha sido la en varias regiones del país, aseguró la .

Datos del organismo privado indican que en el último mes los productos que más subieron de precio fueron el (18.75 por ciento), de 70.18 a 83.34 pesos el kilo; zanahoria, 18.48 por ciento, de 18.43 a 21.84 pesos; naranja, 15.88 por ciento, de 28.74 a 33.31 pesos; azúcar, 4.85 por ciento, de 35.11 a 36.81 pesos, y tortilla 3.68 por ciento, de 24.59 a 25.50 pesos.

El pasado 15 de junio, el gobierno estadunidense suspendió las importaciones de aguacate producido en Michoacán luego de que fueron agredidos dos inspectores del Departamento de Agricultura de . Tras una semana de negociación, el lunes pasado el gobierno estadunidense y el mexicano llegaron a un acuerdo para mejorar la seguridad de los agentes en la región.

Sin embargo, hubo consecuencias, pues el precio del aguacate ha subido más de 40 por ciento en el mercado local en dos meses, de 59.52 pesos el kilo en mayo a 83.34 pesos en los primeros días de julio, resaltó Cuauhtémoc Rivera, de Anpec.

Destacó que el caso del aguacate es una muestra de lo que ocurre en mayor o menor medida con el resto de los productos agrícolas, cuyos productores están expuestos extorsiones de grupos criminales que les cobra un peaje ilegal por circular en las carreteras.

Tristemente todas las principales carreteras mexicanas sufren este acoso criminal que llega a las mesas de los hogares que, ante el desproporcionado aumento de precios, terminan por restringir o cancelar el consumo de estos productos, dijo Rivera.

El reporte de la Anpec señala que la inflación alimentaria sigue al alza. El precio promedio de la canasta básica alimentaria es de mil 877.46 pesos, 18.89 por ciento más que el último mes en promedio.

Los cinco estados donde más se ha encarecido esta canasta son Campeche (6.48 por ciento), Aguascalientes (6.24), Tamaulipas (5.09), CDMX (5.02) y Baja California (4.8 por ciento).

El próximo gobierno deberá garantizar la seguridad del traslado de la producción agrícola y demás productos. La extorsión ha pasado de las carreteras a las ciudades. Debemos impedir estas prácticas que solamente representan un perder-perder en detrimento del consumo popular y de la economía nacional, puntualizó Rivera.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí