La importancia de la representa para casi el 4 por ciento del Producto Interno Bruto () nacional y el 20.5 por ciento del PIB manufacturero, más que ningún otro sector, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Por esto, el paro que declaró la semana pasada la Unión de Trabajadores Automotrices de (UAW, por sus siglas en inglés) para demandar mejores salarios y prestaciones laborales de Ford, General Motors y Stellantis, conocidos como los Tres Grandes de Detroit, podría tener repercusiones en México.

En primer lugar, uno de cada 10 empleos en la de México está en peligro por esta histórica contra las grandes automotrices en EU, según advirtió la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra).

Thor Salayandía Lara, vicepresidente de Maquiladora y Franjas Fronterizas de la Canacintra, dijo que a lo largo de la  norte de México la industria automotriz tiene un gran peso al representar cerca del 10 por ciento del formal, con base en datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Por otro lado, además de ensamblar autos, México también es proveedor de piezas, por lo que la Industria Nacional de Autopartes (INA) estimó que la huelga causará una pérdida de 76 millones de dólares ante la caída de la producción durante los primeros siete días.

Asimismo, la huelga también podría significar un golpe para las pequeñas y medianas empresas (pymes) que fabrican pequeñas partes o dan servicios para las automotrices en México y Estados Unidos.

«Todo este empleo está en riesgo porque, aunque van a parar tres plantas solamente de inicio y en Estados Unidos, esto puede afectar las operaciones de cientos de proveedores de todo el mundo, y también de los pocos mexicanos que se han asentado, principalmente, en toda la frontera», advirtió Salayandía Lara.

El representante de la Canacintra advirtió de efectos en Ciudad Juárez, urbe maquiladora fronteriza con Texas, así como en el resto de la frontera.

Se estima que el 40 por ciento de las plantas en Juárez padecerían los efectos de la huelga, declaró el en la ciudad del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), Sergio Colín Chávez.

«Derivado de la toma de decisiones de la UAW en las plantas de Minnesota y Detroit, podría haber una afectación como efecto dominó en diferente porcentaje de magnitudes para la industria en Ciudad Juárez y en México», consideró.

Llamado de atención a condiciones laborales

Salayandía Lara dijo que esta huelga también debe considerarse un llamado de atención a los patrones para revisar las condiciones laborales. Opinó que la reducción de costos se ha encarnizado demasiado con los empleados en todo el mundo.

«Y si en Estados Unidos están así, ¿cómo estaremos en México, donde tenemos de los más bajos costos de mano de obra?», cuestionó.

«Este modelo actual ya no es sustentable, es necesario encontrar un mejor equilibrio, que los trabajadores ganen bien, si los trabajadores no ganan suficiente para vivir, las empresas se ponen en este tipo de riesgos», concluyó.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí