Solo el 25% de la producción total de vehículos se genera a partir de energías limpias, explicó Javier Izquierdo Reyes. Durante el evento “Electromovilidad: un pilar en el y clave para la agenda ambiental de ”, organizado por el Tecnológico de Monterrey.

De acuerdo con el profesor, investigador del Departamento de Mecatrónica y del grupo de Innovación en Tecnologías Digitales Inteligentes, en promedio por cada vehículo producido en México se generan 160 kg de dióxido de carbono equivalente (CO₂e). Sin embargo, si se suman las emisiones correspondientes a la fabricación de las partes, el monto aumenta entre 600 kg y 800 Kg de CO₂e por auto.

“Es importante señalar que actualmente solo el 25% de la producción total de vehículos se genera a partir de energías limpias. Por tanto, es crucial que como país se puedan implementar acciones que aumenten este porcentaje; incluyendo la producción de coches eléctricos, así como facilitar las condiciones para su uso”, explicó el docente.

Regular cobro, una estrategia

Asimismo, el especialista señaló que como parte de las estrategias para alcanzar la electromovilidad, se debe incrementar y unificar la infraestructura y tecnologías de carga para motivar el mercado. Además de regular el cobro en la energía eléctrica para uso de vehículos e impulsar el talento humano especializado.

“Esto traería como beneficios económicos, la reducción de la dependencia de combustibles fósiles y el desarrollo de nuevas cadenas de valor en la industria automotriz. Que se podrían aprovechar en el marco del  e incrementar la seguridad y la resiliencia energética” puntualizó el Dr. Javier Izquierdo.

El docente agregó que la academia tiene un rol fundamental para impulsar la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías que le permitan a México no solo formar parte de la cadena de producción, sino ser un creador de tecnología.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí