Del 6 al 10 de junio se realizó la en Los Angeles, California. Se trata de una reunión diplomática, a la que asisten los líderes políticos de países del  americano y en el cual se discuten temas de coyuntura para la región.

En esta cumbre, explica el Dr. Víctor Alejandro Espinoza Valle, presidente de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), se exponen los diferentes puntos de vista y posicionamientos políticos de dichos jefes de Estado, sin embargo, las negociaciones sobre los temas propuestos, ocurre de manera previa, siendo la cumbre una mera formalización de las relaciones multilaterales entre los diversos países.

En este contexto, apunta el titular de El Colef, se enmarca en una serie de problemas de carácter internacional, así como la expansión económica de China, y la necesidad de Europa de presentar sus problemáticas económicas y sociales, en busca de soluciones eficaces. En ese sentido, , representado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha asumido la posición de la doctrina Estrada, que aboga por abandonar el intervencionismo en los asuntos de otros estados nacionales, como bandera de su política nacional.

Respecto a este último punto, el doctor destaca la coherencia del presidente, al emitir su inconformidad con la no invitación de 3 países a la cumbre (Nicaragua, Venezuela y Cuba), y de no asistir a dicha reunión; la representación mexicana en la cumbre queda a cargo del canciller .

Sin embargo, esto no implica un distanciamiento entre México y , el Dr. Espinoza Valle comenta que durante el mes de julio se realizará una reunión entre los mandatarios de ambos países y donde se discutirán temas de interés para ambas naciones.

A modo de conclusión, el doctor destaca la presencia que ha tenido México debido a este posicionamiento, no sólo en la prensa y política nacional, sino internacional, así como la congruencia ideológica de perseguir los cambios estructurales hacia adentro de los países, no interfiriendo en sus procesos políticos.