Despojo

Una Colorada (vale más que cien descoloridas)

0
87
Imagen de Free-Photos en Pixabay

23 DE MARZO:  26 AÑOS DEL ASESINATO DE LUIS DONALDO COLOSIO, CON EL MURIÓ EL PROPÓSITO DE “LA SOCIEDAD CIVIL UN NUEVO PILAR DE LA REPÚBLICA” El simpatizó y se comprometió en lo personal con uno de mis proyectos, me refiero al IAINQ.

La creatividad de algunas personas es notable, no necesariamente para bien, pero al fin y al cabo sorprenden algunas de las casi “ocurrencias”, que sin ton ni son construyen y hasta difunden, no necesariamente los más inteligentes ni serios. La crisis de salud a la que nos ha sometido un minúsculo virus es un buen ejemplo. Antes que se convirtiera en mandato global el lavado obsesivo de manos y el auto-encierro, las manifestaciones de maldad parecían ser lo sobresaliente en todo el mundo: robos –chiquitos, complicados, atracos, con y “sin” violencia- manifestaciones de inconformidad –marchas, riñas, agresiones verbales y sobre todo cibernéticas, indisciplina, renuencia a acatar normas y autoridad- agresiones a la vida misma –lesiones, homicidios, amenazas, secuestros violentos- y todo aquello que a lo largo de la civilización, la humanidad ha resumido tanto en decálogos espirituales o morales y en sistemas jurídicos más o menos simples o complicados en la búsqueda de una convivencia pacífica y productiva.

Con menor interés mediático, las buenas intenciones también se han multiplicado: el cuidado del ambiente, la no violencia contra animales, la equidad social, -educativa, de vivienda, de salud y por supuesto financiera- la justicia –laboral y de facto- entre hombres, mujeres y la variedad de géneros que se ha multiplicado en la modernidad y todo ello envuelto para regalo en la tan llevada y traída democracia. ¿Porque entonces las cosas parecen ir de mal en peor?  ¿Perciben las masas los márgenes de aumento en la corrupción y la impunidad? ¿Cómo es que en países latinoamericanos lo que se impone es la improvisación, el desvío de las rutas que se marcaron para obtener una victoria que en menos de dos años se han convertido en fracaso total, desempleo, carencia de insumos adecuados para la salud y pérdida de propiedades?

Como la historia lo atestigua, al igual que en la organización tribal, “a río revuelto ganancia de pescadores” solo que hoy los pescadores no son personajes de trabajo, sino vivales dispuestos a dejar en la calle al otro, con tal de beneficiarse a sí mismos. Además de lo que he comentado acerca del vandalismo de criminales organizados para robar impunemente insumos, mobiliario, cables, ventanas, muebles de baño etc. que voluntarios logramos conseguir en donativos para la causa del niño quemado en Querétaro[1], hay un tema por demás importante que se está disparando en toda la república mexicana. Tiene que ver con la propiedad privada, acosada por constructores, abogados corruptos y autoridades comodonas con auténtica visión corta por decir lo menos. ¿Cuántos propietarios fueron en realidad despojados en Xoco para la construcción de mega edificios? ¿Alguien lleva la estadística de personas de la tercera edad que al enviudar hace dos o tres décadas, sabían que contaban con un patrimonio que les permitiría vivir el resto de su existencia terrena sin sobresaltos y que de pronto son lanzadas a la calle, sin que nadie les explique que fue lo que ocurrió?

Ejemplos conocemos varios, uno verdaderamente dramático, se da cuando el abogado de una dama hoy de casi 80 años, le notifica que debe predial del edificio de su propiedad en cuyo Pent house ha habitado por casi 40 años. Ella firmó todo lo que le sugirió el defraudador administrador y hace dos años fue notificada que debía dejar su inmueble porque se había vendido a los extranjeros que “financiaron las deudas” ¿Qué podía deber una mujer sola de esa edad, con ocho pisos de rentas en insurgentes sur y que supuestamente el abogado, usaba para pago de obligaciones diversas? Y prácticamente en la víspera del desalojo, entraron los decentes a tratar componer el entuerto y ¿que cree? primero fue víctima de todo tipo de agresiones: ruido escandaloso los fines de semana, ratas arrojadas a su casa desde la azotea, imposibilidad de recibir ni siquiera a la gente que le llevaba alimentos y lo más desgastante saber que se encuentra atrapada sin salida, porque la capacidad económica de los “adquirentes” –de supuesta buena fe- del caso supera con mucho lo que sus hijos han podio refaccionar para que los últimos abogados lleven a buen puerto el caso ¿Impunidad, corrupción, como le llama a esto?

Otro caso es de una joven ex-diputada, que con el producto de su ahorro, dio el anticipo para la compra de una propiedad en Coyoacán. Al margen de la violación al uso de suelo de esa zona donde se están construyendo sendas viviendas en lo que era una sola casa, le han avisado que el pecio cambió y que si no les firma el acuerdo de este incremento perderá su previa inversión ¡¡¡!!!!. Los “dueños” de tales asuntos, son abogados jóvenes, con negocios diversos que cotizan en bolsa y algunos de ellos hasta emparentados con actuales secretarios de estado del gabinete del actual presidente. ¿Sabe de granujas que se casan con hijas o hijos de viudas a las que planean como desalojar? ¿Luego que la viuda sea echada a la calle y recluida en un asilo, el tramposo maltratará a la esposa o solo le demandará el divorcio? Dado que “compraron” jueces y magistrados para que les dieran una razón indebida, ¿alguien los meterá a la cárcel por feminicidio, si deciden acallar a quien se lamenta por la suerte de su propia madre?

Recién su publicó una nota en la que se habla de no hacer efectivos los desalojos de vivienda en esta emergencia del coronavirus ¿Alcanza este tema para defensa de viudas ricas que por la deshonestidad de alguien han quedado en la miseria? La respuesta es un rotundo no, ese acuerdo es para defender a aquellos, a los cuales en compensación “democrática” la autoridad les permitió meterse por la fuerza en un inmueble que no era propio y al cual con un $arreglo$ y con sesgo populista les deja seguir ahí habitando. Hecho más perverso que lo que muchos años después de la segunda guerra seguían siendo las rentas congeladas.

[1] Apenas el viernes pasado hicimos pública la intención de voluntarios y patronos de facilitar las instalaciones al gobierno de ese estado, para apoyar  en sus programas de atención a posibles infectados por covid-19, y unas horas después, los vándalos, le prendieron fuego.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anteriorEl gobiernito y la crisis económica que viene
Artículo siguienteUn soldado de la salud

Escritora, editorialista y columnista para diversos medios.

Ha sido también productora, directora y conductora de series radiofónicas.

Como abogada ha sido profesora, consultora jurídica para diversas empresas privadas e instituciones públicas.

Ha recibido diversos reconocimientos entre los que se encuentran:

Mujer del Año, Logia Masónica del Valle de México 27 de mayo de 1996.

Reconocimiento al héroe anónimo organizado por Fundación Azteca, Wall Mart y CEMEFI (junio 2000 y de 2003)

Candidata a diputado XXVII distrito (2006)