Las disputas laborales y de política energética –desatadas en las últimas dos semanas- entre México y Estados Unidos, bajo las reglas del T-MEC, ponen en riesgo la llegada de inversión y la creación de empleos, advirtieron especialistas consultados por Publimetro.

Señalaron que las quejas laborales, presentadas por EU –la semana pasada-, referentes a las plantas de Tridonex y General Motors, ubicadas en Tamaulipas y Guanajuato, representan “focos de alerta” para el gobierno mexicano; que pueden impactar las exportaciones y detener proyectos en la industria automotriz.

La coordinadora de la Licenciatura en Negocios Globales de la Universidad Iberoamericana, Aribel Contreras, señaló que la administración de Joe Biden “ya está lista y calentando motores para darle batalla legal a México”; en temas comerciales, económicos, energéticos y laborales en los que no está de acuerdo.

Advirtió que, a las disputas de Tridonex y General Motors, se sumaron las demandas de tres empresas estadounidenses que exigen a Pemex la obligación de sus compromisos contractuales; así como los señalamientos de que nuestro país debe impulsar las energías limpias.

La especialista indicó que, si México no emplea una estrategia jurídica correcta, para solucionar tales casos, habrá mayor desconfianza e incertidumbre sobre las políticas laborales, comerciales y económicas del país.

Y ello, puntualizó, frenaría la llegada de Inversión Extranjera Directa; cuyo impacto afectaría a sectores clave como el automotriz, las manufacturas, la construcción y los proyectos para la generación de energía.

Ello, sin contar, con la eventual imposición de aranceles a los productos mexicanos que ingresan al mercado estadounidense; cuyo impacto provocaría un incremento de precios.

Asia se llevaría las inversiones

La especialista en Política de Estados Unidos y Canadá del Tec de Monterrey, Gabriela de la Paz, señaló que los conflictos entre México y Estados Unidos, pueden hacer que la inversión –que deje de captar nuestro país- vaya a economías asiáticas como Vietnam e India.

Señaló que existen “muchas dudas sobre México” en materia de capitales; las cueles fueron generadas por el cambio de reglas y cancelación de contratos en el sector energético; que ahora se agudizan con las disputas iniciadas en el marco del T-MEC.

La analista refirió que ese clima de incertidumbre crea las condiciones para que otras naciones como Vietnam se lleven la inversión; aprovechando que su mano de obra es más barata y que ofrecen mayor seguridad jurídica.

Apuntó que el gobierno mexicano debe ser estratégico para resolver las disputas con la Unión Americana; y utilizarlas para sacar algún tipo de ventaja, que favorezca a las empresas y productores nacionales.

“En materia comercial siempre hay acuerdos y nadie se levanta de la mesa; así que México debería ceder en algunos puntos que exigen los sindicatos de EU; pero a cambio de otros elementos que ayuden a la recuperación de empleos y la reactivación económica”, apuntó.

¿Qué debe hacer México?

El jefe del Doctorado en Administración de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, Carlos Alberto Jiménez Bandala, señaló que, para desactivar los riesgos de las disputas con EU, el gobierno mexicano debe:

  • Dejar de apostar a la llegada de inversiones de maquila y de mano de obra barata; que pagan salarios muy bajos; que resultan hasta 25 veces inferiores a los de  EU; y que hoy se utilizan, para decir que el país incurre en prácticas de competencia desleal.
  • Implementar políticas que incentiven la creación de mano de obra calificada, la formación de profesionistas y técnicos de mayor nivel; que permitan atraer inversiones de alto valor agregado.
  • Diversificar las relaciones con otras economías; para generar nuevas oportunidades de negocio, que apoyen el crecimiento del país y ofrezcan mayor competitividad.
  • Dejar bien claro a la población que los sindicatos y autoridades de EU, que iniciaron las disputas, “no están preocupados” por defender a los trabajadores mexicanos; “lo que defienden es la competencia desleal”.