Si  usted ha leído la Biblia, sepa que Morena, acaba de condenar al país a la destrucción. ¿Recuerda la historia de Sodoma y Gomorra? Dios le pide a Abraham que busque 50 hombres justos para no castigar a los habitantes de las ciudades y va bajando el número hasta llegar a 10. No los encuentran y las ciudades fueron destruídas.  

No es que en todo el país no haya justos, sin embargo no están en las filas de la política, lo que se hizo evidente en la Suprema Corte de Justicia en dónde 6 de los 11 ministros votaron a favor y 5 en contra de una consulta que a todas luces de acuerdo a los especialistas en cuestiones jurídicas (cómo se supone, deben ser los ministros) es una encuesta claramente inconstitucional, aún cuando hayan cambiado la pregunta que a decir de muchos estudiosos del tema, es ambigua: 

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

¿Qué nos depara el futuro cercano si los ministros de la Suprema Corte de Justicia estan al servicio de un hombre y no de la “defensa del orden establecido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos además de solucionar, de manera definitiva, otros asuntos jurisdiccionales de gran importancia para la sociedad.” (1) ¿Es que no todos los ministros se autorrespetan y son honestos?

Una consulta además que costaría de acuerdo al INE, 8 mil millones de pesos, en momentos en que se requieren recursos no solo para la atención de la pandemia, sino para la atención de otras enfermedades como el cáncer infantil que tanto ha dado de que hablar por falta de tratamientos y que parecen no importar ni al presidente, ni al gabinete ni a los ministros de la  SCJN.

¿Vamos hacia la venezolización de México, hacia la destrucción de las instituciones, de la iniciativa privada, la desarticulación de la sociedad?

Parece que si, no estamos en un país donde exista Estado de derecho, si así fuera, solo debería presentarse una denuncia contra los funcionarios o exfuncionarios que hubiesen cometido un delito, pero no, debe usarse como un “show” cueste lo que cueste, así sean vidas humanas, para ganar votos para un  gobierno transformista que de esa forma intenta tapar su ineptitud.

Si hubiera  una Suprema Corte independiente y racional tendríamos un país de leyes, y con ello gobiernos transformadores que buscaran brindar  mayores oportunidades a toda la población, mejores esquemas de salud para todos, mejores escuelas, mejores maestros, mejores abogados en la Suprema Corte,  una espiral virtuosa que se sigua generando beneficios, y no un círculo vicioso que  termina en dónde estamos hoy.

Quizá la única esperanza radica en que los hombres justos, que pueden ser la mayoría en este país, encuentren los mecanismos para exigir a los servidores públicos incluyendo al presidente que hagan su trabajo y gobiernen para todos, no con la visión de un México de los 70, sino con una visión al 2050.

No olvide que en 2021 se puede dar un segundo paso en las urnas.

(1) Suprema Corte de Justicia de la Nación  shorturl.at/enR07