La masa salarial de los trabajadores de origen mexicano, nativos e inmigrantes, en es equivalente a 55% del Producto Interior Bruto () de , de acuerdo con un análisis del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla). Al cierre del primer trimestre de 2022, la masa salarial en Estados Unidos de los trabajadores de origen mexicano rebasó los 743.628 millones de dólares, un total reunido por más de 17,3 millones de empleados de origen mexicano que día a día trabajan del otro lado de la frontera. De este total, casi 293.000 millones de dólares fueron aportados por inmigrantes y el resto por empleados nativos de origen mexicano. Por género, el monto total se integró de 472.555 millones de dólares obtenidos por hombres y 271.073 millones obtenidos por las .

Jesús Cervantes González, director de Estadísticas Económicas y coordinador del Foro de de América Latina y El Caribe del Cemla, explica que el avance del en Estados Unidos de los trabajadores de origen mexicano, tanto nativos como inmigrantes, igual que con la tendencia al alza que han registrado sus remuneraciones medias, han propiciado un incremento significativo de su masa salarial. “En Estados Unidos las remuneraciones medias siguen aumentando, la le pegó el empleo, pero nunca se debilitaron los salarios medios”, comenta. De acuerdo con los datos que han recabado, durante el primer trimestre de 2022 la remuneración media mensual en una ocupación de tiempo completo de estos trabajadores fue de 4.058 dólares para los hombres y de 3.166 dólares en las mujeres.

La recuperación también se observa en la cifra de la fuerza laboral contratada: del último trimestre de 2021 a los tres primeros meses de este año, la cifra de empleos de origen mexicano –nativos e inmigrantes– aumentó un 5%, según los datos recabados por el Cemla. El análisis de este centro de investigación da cuenta de que el empleo de los trabajadores de origen mexicano en Estados Unidos registró un descenso significativo en 2020, pero después se recuperó y, actualmente, ya superó los niveles observados antes de la pandemia.

Cervantes González añade que el favorable crecimiento de remesas en México ha sido posible por el avance en EE UU del empleo de los trabajadores mexicanos inmigrantes, que ha ido acompañado de una cierta tendencia al alza de sus remuneraciones medias, lo que ha contribuido al fortalecimiento de su masa salarial. De acuerdo con el reporte más reciente del Banco de México, de enero a abril, México recibió más de 17.240 millones de dólares en remesas, lo que supuso un récord y un aumento del 17,5% respecto al mismo cuatrimestre de 2021. El banco central detalló que, en los primeros cuatro meses del año, la remesa promedio individual fue de 383 dólares, superior a los 361 dólares del mismo periodo del año previo.

Las mujeres, desvela el estudio, también tienen una menor participación en la masa salarial. “Existe una tasa de participación más baja de las mujeres que de los hombres en el mercado de trabajo; una mayor proporción de mujeres que lo que se observa en los hombres en ocupaciones de tiempo parcial, cuyas remuneraciones son aproximadamente la mitad de las obtenidas en las de tiempo completo; una composición sectorial del empleo de las mujeres con mayor presencia en ocupaciones con menores remuneraciones medias, particularmente en algunas actividades de servicios. Asimismo, también hay casos en que las mujeres reciben menores remuneraciones que los hombres en ocupaciones en que desempeñan la misma actividad laboral”, refiere el análisis.

De acuerdo con los análisis del Cemla, de enero a marzo de este año, el porcentaje de la masa salarial obtenida en Estados Unidos por los trabajadores mexicanos inmigrantes que se envió a México como remesas fue del 15,3%, una caída respecto al 17,8% que enviaban al cierre de 2021. Sin embargo, Cervantes González explica este descenso a que los migrantes mexicanos enviaron más dólares a territorio mexicano durante la crisis del coronavirus.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha agradecido en varias ocasiones a los 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos, a los que califica de “héroes”. El director del centro de estudios afirma que las remesas van a seguir aumentando este año, sin embargo, advierte que es muy probable que no al mismo ritmo como se observó en 2021, cuando se alcanzó una cifra anual récord de más de 51.000 millones de dólares. “El crecimiento de las remesas en 2021 fue muy fuerte en México, Guatemala, Honduras, , República Dominicana y Colombia, todos fueron tasas de más de 10% y en parte refleja que los migrantes como pudieron mandaron un porcentaje mayor de su ingreso porque los familiares lo necesitaron”, concluye el especialista.